Bizcocho de Rayas (Mondrian Cake)

Raciones: 12 personas

Ingredientes

-Para el bizcocho:
-250 gr de mantequilla derretida
-250 gr de azúcar
-7 huevos medianos a temperatura ambiente
-150 gr de harina
-100 gr de fécula de maíz
-1 pizca de sal
-2 cucharadas de cocoa en polvo

-Cobertura de chocolate:
-200 ml de nata 35% MG
-200 gr de chocolate de cobertura negro
-1 cucharada sopera de mantequilla

-Decoración (opcional):
-Cocoa en polvo
-Plantilla

Preparación

Con una batidora eléctrica, batimos la mantequilla con el azúcar hasta blanquear. Separamos las claras de las yemas de los huevos. Reservamos las claras. Agregamos las yemas de una en una a la mezcla anterior. Incorporamos la harina mezclada con la fécula de maíz. Aparte, montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal hasta que estén bien firmes. Agregamos las claras delicadamente a la mezcla anterior, lo mejor es hacerlo de dos veces para ir bajando la densidad de la masa. Dividimos la masa en dos partes iguales, y agregamos la cocoa a una de ellas y la vainilla a la otra. Precalentamos el grill del horno (si tiene temperatura, a 200° C). Forramos un molde desmontable cuadrado de 20 cm con papel de hornear, o bien engrasamos y enharinamos el molde. Comenzamos a hornear las capas del bizcocho. Tomamos dos cucharadas soperas de masa blanca (unos 100 g de masa), y las distribuimos sobre el molde, dejando una capa muy finita, como si fuera un crepa. Doramos esta capa dos/tres minutos en la bandeja media del horno, recuerda, solo con el grill del horno. Deberá quedar cocida, ligeramente dorada. Sacamos el molde del horno con cuidado de no quemarnos, y distribuimos dos cucharadas de pasta de chocolate por encima de la capa anterior. Volvemos a hornear 2/3 minutos bajo el grill. Procedemos igual que anteriormente, hasta agotar las dos masas.

Una vez horneado el baumkuchen (la parte que hicimos anteriormente), esperamos unos 10 minutos, pasamos un cuchillo por los laterales del molde y lo desmoldamos sobre una bandeja forrada con papel de hornear. Si lo dejas directamente sobre una rejilla para que enfríe, cogerá la forma de la rejilla, por eso es mejor que esté sobre la rejilla pero encima de una superficie lisa.

Dejamos enfriar del todo. Cortamos el bizcocho en tiras cuadradas, tiras del mismo grosor del bizcocho, con una regla como guía. Salen unas 6 tiras, descartando los bordes que quedan algo feos.

Las otras cuatro tiras de bizcocho, las vamos a poner juntas, pero variando la colocación para que las rayas queden verticales en un cuadrado, y horizontales en los cuadrados superior y lateral. Para pegar las tiras usamos un poco de leche condensada, calentada ligeramente para que esté más líquida. Podríais usar mermelada para pegar en lugar de leche condensada.